Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡ALLÍ SE VAN NUESTRAS RIQUEZAS! El Esequibo guarda tanto crudo como tiene el estado Zulia

El Esequibo guarda tanto crudo como tiene el estado Zulia. El Servicio de Geología de Estados Unidos (Usgs, por sus siglas en inglés), indicó hace cinco años, en un informe previo, que el punto de la discordia entre Venezuela y Guyana por lo que se conoce hoy como el Esequibo, suma reservas probables de crudo que oscilan entre los 10 mil y 20 mil millones de barriles de petróleo.

Un gigantesco caudal de recursos petrolíferos y gasíferos, solo en la fachada marítima, que además se suman a extensas áreas con oro, diamante, bauxita, uranio e incluso coltán, todo distribuido en una extensión territorial de 159.542 kilómetros cuadrados, es lo que está en juego en la disputa.

Foto: Agencias

Foto: Agencias

Tal cantidad de crudo es similar a las que todavía existen en el occidente de Venezuela (20 mil 090 millones de barriles de petróleo), zona que se ha sometido a más de 100 años de explotación petrolera continua. A esto le añade el componente gasífero, en buena parte en el mar y que le pertenecería al estado Delta Amacuro, que se extenderían entre los 30 y 45 TCF (billones de pies cúbicos de gas).

Sobre esto, el analista en temas energéticos, José Sangronis, consultado por Panorama, manifiesta que “para nadie es un secreto que toda la zona costa afuera desde Falcón hasta el Esequibo, desde el Golfo de Venezuela hasta el Atlántico, es rica en yacimientos gasíferos y de petróleo. Guyana, en conjunto con la Exxon Mobil, sabe a ciencia cierta cuál es el potencial energético de la zona en reclamación. No lo sacan a la luz pública porque la disputa territorial aumentaría”.

El bloque Stabroek Block, que explora Exxon Mobil, en compañía de un consorcio chino asociado a Venezuela, “se perfila como prometedor. Pero hasta que no se haga la perforación de los primeros pozos el potencial gasífero será un misterio. De repente allí puede existir otro Perla 1X como el que descubrió Repsol hace algunos años en el Golfo (…).Venezuela tiene que hacer todo lo posible para solucionar esa disputa que tiene más de 100 años”, dijo.

En esto también coincide el docente y analista del sector petrolero, Carlos Mendoza Potellá, quien mantiene la tesis, de que en el área, “entregada en concesión de manera arbitraria a Exxon por Guyana”, podría tratarse de un importante yacimiento, toda vez que, en primer lugar, tiene 27 mil kilómetros de extensión, lo que vendría a equivaler “a la mitad del primer reservorio de crudo del mundo, la Faja Petrolífera del Orinoco”.

Para Mendoza otro punto a evaluar es que el área “se encuentra próxima a los yacimientos gasíferos que comparten Venezuela y Trinidad y Tobago, en la Plataforma Deltana; es decir, que tiene grandes posibilidades de tener características similares”.

En su libro Geografía Física del Territorio en Reclamación: Guayana Esequiba, el escritor Faustino Morales Mena también reafirma que “Guayana Esequiba posee seis cuencas hidrográficas. Son ríos caudalosos que desembocan en el Atlántico y con gran potencial para la generación de energía hidráulica. Los bosques colonizan el 80% de la superficie (…) además, de una gran cantidad de hectáreas para el cultivo”.

El experto en temas energéticos y conocedor del área en reclamación, Juan José Morín, indicó a este rotativo que “el Esequibo es una joya de la corona. Son pocos los territorios en el mundo que tienen oro, petróleo, gas, diamante. Venezuela ya lo tiene con el escudo guayanés, en Bolívar. Todo ese potencial que allá existe se extiende hasta el territorio en reclamación (…)”.

Morín añadió que en “2011 salió a la luz pública que Guyana había dado el visto bueno a los proyectos de extracción de oro de Toroparu, Aurora y Sulphur Rose, ubicados en la zona en reclamación, y estaba entregando concesiones a mineras canadienses. Se conoció que los tres campos acumulaban cerca de 14,5 millones de onzas del mineral. Son zonas simulares a las minas Las Cristinas, Choco y la Victoria en el estado Bolívar (…) sería verdaderamente lamentable que Venezuela deje perder todos esos recursos”.

Chávez regaló el Esequibo

En enero del 2004, el fallecido Hugo Chávez arribó a Georgetown, habían transcurrido dos años desde el derrocamiento transitorio del expresidente en 2002: el punto de giro de su política exterior. “El asunto del Esequibo será eliminado del marco de las relaciones sociales, políticas y económicas de los dos países”, manifestó el entonces mandatario.

Hasta entonces Chávez había seguido la línea política de sus antecesores y reclamaba la Guyana Esequiba. “El Gobierno venezolano no será un obstáculo para cualquier proyecto a ser conducido en el Esequibo, y cuyo propósito sea beneficiar a los habitantes del área”, dijo en la reunión que significó un vuelco ideológico sobre un asunto de soberanía.

Pudo más el deseo personalista de un hombre que los intereses de desarrollo a largo plazo. La búsqueda de apoyo internacional hizo que se perdiera la intensidad de los reclamos que, incluso en los primeros años de gestión de Chávez, lograron la paralización de obras en aguas disputadas. Empresas petroleras trasnacionales detuvieron obras por reclamos desde Caracas (10 de agosto de 1993 y 13 de julio de 1999), y por el temor que tenían de perder activos en Venezuela.

Con información de El Venezolano News.

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend