Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡AY PAPÁ! “Wikileaks brasileño” saca a la luz secretos del Gobierno de Venezuela

Las masivas compras de armas por parte de Venezuela, durante el régimen chavista, causaron preocupación entre los militares brasileños. La embajada de Brasil en Caracas, en un documento confidencial fechado 9 de abril de 2008, sugirió al ministro de Defensa brasileño, Nelson Jobin, aprovechar su visita a Venezuela para tratar ese tema. Jobin llegó a Caracas y sostuvo un encuentro con el presidente Hugo Chávez la noche del 15 de abril de 2008. La “propuesta comentada de agenda”, elaborada por la misión brasileña en Caracas, sugería a Jobin consultar al alto Gobierno venezolano sobre las “adquisiciones de material bélico que han provocado dudas sobre sus fines [dilemas de la seguridad]”.

Jobim-ministro-de-Brasil

Según el documento, la embajada sugirió que Jobin consultara a Venezuela sobre la implantación de reformas militares (incluyendo la creación de la “milicia bolivariana”) por vías administrativas. Esas “reformas” habían sido rechazadas por la población en el referendo constitucional celebrado cuatro meses antes. El documento confidencial elaborado por la embajada brasileña es ahora de libre acceso, tras un ciberataque al sistema computacional de Itamaraty, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil.

La visita del ministro Jobin a Caracas, oficialmente tenía el propósito de conversar oficialmente sobre la creación del Consejo de Defensa Suramericano dependiente de UNASUR. La estadía de Jobin fue monitoreada por un oficial (teniente-coronel del Ejército) con cargo de analista en el Departamento de Inteligencia Estratégica del Ministerio de la Defensa brasileño. El informe presentado por el funcionario y aprobado por su línea de mando, también fue extraído de las bases de datos de Itamaraty y hecho público. En dicho documento queda reflejada la competencia comercial entre la “Indústria de Material Bélico IMBEL”, propiedad del Gobierno brasileño, y la italiana Beretta para la provisión de armamento a los Fuerzas Armadas venezolanas. “Ocurre en Venezuela una disputa por espacio, que viene siendo perdido a favor de la industria italiana Beretta”, asegura el informe militar brasileño.

El ministro Jobin habría sido el encargado de hacer llegar a Caracas dos pistolas personalizadas (con el nombre de su destinatario) que serían inicialmente entregadas a Chávez y a su ministro de Defensa. Se trataba de una iniciativa para “hacer propaganda” a los productos de la empresa estatal brasileña IMBEL. La entrega a Chávez fue desaconsejada por la jefatura de inteligencia estratégica brasileña, por lo que los beneficiarios finales fueron el ministro de Defensa venezolano y el director de la empresa de armamentos estatal Cavim.

Un comunicado interno de Itamaraty, difundido el 27 de mayo de 2014 por el diario Folha de São Paulo, señaló que el 19 de mayo de 2014 “tuvo inicio una serie de ataques al correo institucional de @itamaraty.gov.br por medio de anexos maliciosos”. Luego del anuncio oficial, centenas de documentos aparentemente procedentes de las computadoras de Itamaraty fueron depositados, con libre acceso para su lectura, en el servicio de alojamiento de datos en internet Megasync. La acción fue asumida el 30 de mayo de 2014 por “Anonymous [AnonManifest]” quienes en la práctica crearon un nuevo “wikileaks”, esta vez con información procedente de los sistemas de la extensa cancillería brasileña. Itamaraty no se ha pronunciado sobre la veracidad o no de los documentos vaciados, pero muchos de ellos, revisados para este Informe, guardan apego con temas, eventos, y circunstancias verificables.

“En mi país muchos consideran al Gobierno cubano como una dictadura y no por ello Cuba ha sido suspendida de la CELAC”, afirmó el entonces canciller de Chile, Alfredo Moreno Charme. El hecho ocurrió durante una reunión a puertas cerradas de la CELAC, celebrada en Nueva York el 27 de septiembre de 2012 bajo la presidencia del chileno y en presencia del canciller cubano.

La organización, que reúne a los gobiernos del continente con exclusión de EEUU y Canadá, debatía en esos días la expulsión de Paraguay, luego que en ese país se produjera el enjuiciamiento y destitución del presidente Fernando Lugo, un socio del eje La Habana-Caracas. La CELAC celebró varias candentes reuniones en paralelo a la Asamblea General anual de la ONU.

El 21 de septiembre de 2012, el canciller paraguayo intentó participar en la reunión preparatoria de CELAC y, por moción de Cuba, se le prohibió el acceso. El 27 de septiembre de 2012 se debatió el tema Paraguay. Los cancilleres de México, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Trinidad & Tobago y Chile se opusieron a la expulsión de Paraguay, mientras los países del ALBA, junto a Argentina, Brasil y Uruguay, insistían en aplicar sanciones al nuevo Gobierno paraguayo emulando a UNASUR y MERCOSUR. La descripción de estas reuniones figura en una minuta elaborada por la cancillería brasileña el 22 de octubre de 2012, clasificada como “secreta”, que forma parte de los documentos que habrían sido “hackeados” de las computadoras de Itamaraty. El documento de la cancillería brasileña califica como “infeliz” la posición del canciller chileno y asegura que su comentario provocó “gran malestar” entre los participantes.

“La estabilidad político-institucional de Venezuela es esencial para Brasil”. “Colombia ha conseguido grandes victorias contra las FARC y en la reducción del tráfico de drogas”. “Consideramos muy positiva la reaproximación entre los gobiernos de Venezuela y Colombia desde la toma de posesión de Juan Manuel Santos”. Estas son algunas de las frases construidas por la cancillería brasileña sobre diversos temas que serían tratados por la presidenta Dilma Rousseff en el encuentro con su colega Barack Obama el 9 de abril de 2012 en Washington. El documento, elaborado por la cancillería de Itamaraty, incluye “sugerencias” de temas y las expresiones que la mandataria debía utilizar en cada caso.

En relación con Cuba, el parlamento redactado por la cancillería para ser utilizado por Rouseff ante Obama fue el siguiente: “Estuve en La Habana al inicio de este año [2012] y pude tomar conocimiento de las importantes reformas en las que Cuba viene trabajando. Entiendo la sensibilidad de la cuestión cubana para los EEUU, pero creo que es fundamental encontrar nuevos caminos de distensión y aproximación entre Cuba y EEUU, sin condicionalidades o politización. Creo que el más perjudicado por el embargo es el pueblo cubano. Brasil piensa firmemente que Cuba no debería estar ausente de la VI Cumbre de las Américas [2012]. Esta debería ser la última cumbre sin presencia cubana. Existe en la región la voluntad mayoritaria de integrar a Cuba al proceso de Cumbres de las Américas y al sistema interamericano en general”.

El 13 de agosto de 2013, el secretario de Estado de EEUU John Kerry visitó Brasilia. El Ministerio de Relaciones Exteriores brasileño preparó un “sumario ejecutivo” para uso de su titular, el entonces canciller Antonio Patriota. Según el documento, publicado en internet, el ministro brasileño se propuso hacer comentarios negativos sobre Colombia ante su colega estadounidense. “Toda Suramérica acompaña las negociaciones de paz en Colombia.

Pero la noticia del acuerdo de la OTAN con Colombia fue recibida con preocupación en la región. Entendemos que Colombia busca preparar sus fuerzas armadas para el post-conflicto, pero consideramos, y lo manifestamos al lado colombiano, que sería más adecuado buscar un mecanismo de cooperación militar en el ámbito de la ONU”. En otro aparte del documento guía para el canciller brasileño, aparece el siguiente comentario para ser repetido por Patriota: “Algunos análisis vienen demostrando cierta frustración de la gran expectativa que había en Colombia en cuanto a los resultados de la implementación del Tratado de Libre Comercio con EEUU”.

Se ignora cuál es el verdadero volumen de información sustraída de Itamaraty por el ciberataque y el impacto que su difusión pudiera tener. Los documentos publicados abarcan desde mediados de la década pasada hasta el presente, sobre diversos temas políticos, comerciales, militares, entre otros. Itamaraty está procurado bajar relevancia al hecho y asegura que tras un “mapeamento” no habían identificado nada altamente perjudicial para los intereses del Gobierno. Los documentos vaciados comienzan a ser analizados por diversas cancillerías en procura de los secretos de la diplomacia brasileña que a cada quien interesan. Un reportaje reproducido en internet por el sindicato de empleados del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil (Sinditamaraty) asegura que fueron 500 los textos vaciados, reseñó el portal del diario Las Américas.

¡No olvides dejar tus comentarios!

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend