Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡HAMBRE Y SED! Escuelas bolivarianas sin programa de alimentación por falta de insumos

El concepto original de las escuelas bolivarianas de ofrecer atención integral a los estudiantes en el turno de la mañana y la tarde se está perdiendo en muchas instituciones de la capital entre otras causas por las fallas en el Programa de Alimentación Escolar (PAE). El programa está suspendido en la mayoría de los planteles bolivarianos visitados, según un recorrido realizado ayer. En las escuelas donde llega la comida gratuita denuncian que la misma es de mala calidad o que faltan incentivos para las madres procesadoras.

Escuelas-de-Venezuea-Adoctrinamiento-en-Colegios-Niños-800x533

La paralización del PAE afecta a estudiantes como Alida Ramírez, quien cursa 2° año en el liceo Eduardo Calcaño de los Magallanes de Catia. Allí la comida dejó de llegar hace más de tres meses. “A veces entramos a las 7:00 de la mañana y salimos a las 3:15 p.m. y no comemos. Cuando funcionaba el PAE generalmente traían arroz con caraota, pero al menos comíamos algo”.

En el Eduardo Calcaño tampoco hay cantina porque un muro pone en peligro el espacio donde ésta funcionaba. “Los niños pasan hambre y sed”, se quejó una trabajadora del liceo.

Un estudio que realizó la Federación Venezolana de Maestros (FVM) en 284 escuelas bolivarianas encontró que 76 por ciento de las cocinas son insalubres y 61% no cuenta con personal para funcionar. Según la Federación el PAE funciona a medias o está suspendido en 60% de los planteles de Caracas.

En la UENB Miguel Antonio Caro, en Gato Negro, Mercal suministra pollo, carne y vegetales. Aquí el problema es la ausencia de madres procesadoras de alimentos. Las que existen no se dan abasto para preparar los alimentos de 1.300 alumnos.

A veces son seis (y debería haber 22) por lo que cada una tiene que encargarse de más de 200 comidas. Las madres se quejan de la falta de incentivos y de exceso de trabajo. Apenas ganan Bs 1.800 al mes y no tienen seguridad laboral.

La ausencia del PAE, en algunas escuelas como la Miguel Antonio Caro, influye en la matrícula escolar. “En los meses en que el comedor no ha funcionado baja la presencia en las aulas. Vienen unos 600 de un total de 1.300 alumnos”, comentó una docente que pidió no ser identificada.

La Experimental Venezuela de Bellas Artes comenzó las clases sin comedor y así continúa. Los papás le mandan la comida a los niños. En la UE Diego Renato Mejías hace meses que no tienen PAE y la situación se repite en la EBN Ciudad de Barcelona, en Catia. “En las reuniones solo nos dicen que el programa está paralizado, aparentemente por falta de insumos”, dijo una docente que pidió el anonimato. También hay retraso del Ministerio de Educación en el pago a las cooperativas que prestan el servicio.

En el liceo Nicanor Bolet Peraza llega la comida preparada pero muchos alumnos evitan comerla. “El día que comí allí el pollo estaba crudo. No volví a entrar al comedor. Después otros compañeros me han dicho que han encontrado moscas y pelos en los alimentos”, dijo una estudiante. Otros denuncian que no hay despensas adecuadas ni medidas de higiene cuando sirven la comida, reseñó el portal del diario El Universal.

¡No olvides dejar tu comentario!

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend