Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡RÉGIMEN INCAPAZ! Fetraelec: “El sistema eléctrico está todo parapeteado”

Un grupo de obreros de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) del estado Anzoátegui protestó el pasado 2 de julio para reclamar el suministro de equipos y materiales, el pago de deudas pendientes y la discusión del nuevo contrato colectivo. Según el secretario ejecutivo de la Federación de Trabajadores del sector Eléctrico (Fetraelec), Juan García, estas peticiones no son nuevas. Desde hace cuatro años vienen exigiendo que se cumplan, “pero los resultados están a la vista, la crisis del sistema ya no se puede esconder”.

trabajadores-corpoelec

-¿Por qué tardaron tanto tiempo en ejercer el derecho a la protesta?

-En las reuniones de la federación, lo planteamos varias veces, pero algunos dirigentes consideraron que no era conveniente, que lo mejor era exigir el cumplimiento del actual contrato, para después renovar las negociaciones. Ese fue el centro de la lucha, pero los objetivos no se lograron. Ahora estamos llamando a paro y la petición más importante es la actualización del tabulador de sueldos, el cual quedó desfasado con el último aumento del salario mínimo, ya que superó los primeros seis niveles del escalafón. Esto fue lo que impulsó el conflicto nacional, aprobado por los 46 sindicatos de base y el Comité Ejecutivo de Fetraelec.

-¿A cuánto asciende la deuda de la empresa con los empleados?

– Cerca de 15 mil millones de bolívares debe Corpoelec a los 43.000 trabajadores activos y 3.000 jubilados de todo el país, por concepto de ajuste del tabulador, aumento de salario, cuatro evaluaciones por desempeño y las incidencias económicas de todos estos beneficios. También ha incumplido con los cuatro uniformes anuales y los equipos de seguridad para cumplir las labores operativas.

-Si Corpoelec no cumple el contrato ni compra materiales ni equipos ¿En qué invierte el presupuesto?

– No lo sabemos. Lo que sí es cierto es que ya perdimos la cuenta de los decretos de emergencia que se han emitido en la entidad. Se han pagado obras inconclusas y se han hecho compras indebidas. Por ejemplo, en Anzoátegui hacen falta 12 unidades tipo cesta y una grúa en cada uno de los cinco distritos técnicos. No entendemos porqué compraron camionetas si lo que se requiere son camiones, grapas bimetálicas en vez de conectores para repara las líneas. Mientras tanto en Puerto La Cruz sólo hay un camión propio y otro alquilado, y en Barcelona uno propio y tres contratados. El problema es que la dotación viene de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), que no es especialista en el área eléctrica. Hemos tenido que usar materiales reciclados y hasta recurrir a los artesanos del Paseo Colón para fabricar alguna pieza y así poder solventar las fallas. Los almacenes están críticos.

-¿Cuál es la situación actual del sistema eléctrico?

– La empresa le echa la culpa a la lluvia y al viento, pero este colapso iba a venir porque el sistema eléctrico está todo parapeteado. Desde hace cuatro años no se hacen los mantenimientos correctivos ni preventivos. Tampoco se cumple con la limpieza de las líneas para evitar la quema de transformadores, aisladores y conductores. Se requieren nuevas redes de distribución para acabar con los racionamientos de manera definitiva. Esto no se solucionará a corto plazo, si se realizan las inversiones en los lapsos preestablecidos, se requieren al menos tres años para estabilizar el sistema.

-¿Entonces de qué sirvió la fusión de las empresas de servicio eléctrico en 2010?

-Estamos peor que antes. Las fallas siguen. Anuncian cortes programados por mantenimiento, pero en realidad se ejecutan para satisfacer las exigencias de alguna empresa privada, no para beneficiar a la comunidad. También continúan los negocios en la aprobación de la factibilidad de servicio. De esto hay denuncias en los tribunales y se han entregado pruebas al Ministerio de Energía Eléctrica, pero no se han aplicado sanciones a los funcionarios involucrados.

-¿Cuáles son las verdaderas pérdidas generadas por el robo de energía?

-El gobierno se queja porque Corpoelec no produce para mantenerse, pero pasa por alto que desde 1998 la tarifa por consumo está congelada y la demanda sigue creciendo. Las pérdidas por el uso ilegal de la energía está por el orden del 60%. Si ese dinero se recaudara, sería una empresa rentable. Esta es una debilidad del área comercial y de las autoridades. Nosotros estamos de acuerdo con que se aplique una tarifa plana en los sectores populares porque la electricidad no se debe regalar.

-¿Cuál es la demanda real del estado?

– En el estado se consumen 1.100 megavatios, de los cuales 665 MW los genera Corpoelec y el resto lo coloca el sistema interconectado. Las plantas de generación Guanta, Alfredo Salazar, Alberto Lovera y San Diego de Cabrutica no operan a toda su capacidad, esa es la verdadera causa de los cortes. Es importante que la gente sepa que no todos los apagones son por fallas, la mayoría son racionamientos.

-Si se llegara a presentar una tragedia, Corpoelec está en condiciones de restituir el servicio con rapidez?

-No. El caso de Monagas es igual al de aquí y se calcula que tardará cuatro meses para que se restablezca el suministro de energía en su totalidad, tras la caída de seis torres de transmisión. En Anzoátegui la zona más vulnerable es el municipio Bolívar, porque depende de la subestación Barcelona, ubicada en la zona industrial Los Montones, donde las pésimas condiciones de la vialidad hacen muy difícil el acceso. Además es donde hay más invasiones, las líneas de transmisión están colapsadas y no aguantan más carga, reseñó el portal de El Tiempo.

Por su parte, el portal del diario El Universal publicó que el gobierno obvió la causa de sabotaje en una falla eléctrica, de amplia dimensión, como la ocurrida el viernes 27 de junio. Es la primera vez en los últimos años que el ministerio de Energía Eléctrica y Corpoelec pasan por alto, al menos en forma pública, el señalamiento de una acción delictiva en un apagón. En esta oportunidad, el Gobierno argumentó que la caída de 8 torres de transmisión en Monagas, dos días antes de producirse la interrupción del servicio en más del 60 % del territorio nacional, fue ocasionada por vientos huracanados.

En las fotos del suceso, que dejó fuera de operaciones a las dos líneas de alta tensión a 400 kV Palital-El Furrial, se observan grandes extensiones de llanura con pocos árboles de pie e impresionantes torres alineadas y desplomadas.

Esa imagen se repite cinco años después de un incidente de similares características, reportado el 9 de mayo de 2009, cuando siete torres en la red troncal de transmisión 765 kV, a 15 kilómetros de Valle de la Pascua (Guárico), sucumbieron por efectos de “vientos en forma de vórtice (torbellino)”.

La diferencia estriba en que las autoridades de entonces advertían debilidades del sistema y un déficit de generación entre 1% a 2% frente a la demanda y en las actuales, se asegura un fortalecimiento del plantel eléctrico y una capacidad generadora creciente que permite una holgura de 3.000 a 4.000 megavatios (Mw).

¡No olvides tus comentarios!

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend