Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡SABEN QUE ESTÁN PERDIDOS! Chavismo va de la Ley Antitalanquera a la “renuncia anticipada”

El chavismo está asustado de cara a un posible resultado adverso en las parlamentarias, cuya carrera electoral según la encuesta más reciente de Datanálisis parte con ventaja para la oposición.

El presidente de la Asamblea Nacional actual, Diosdado Cabello, propuso ante los precandidatos del PSUV que se firme una suerte de “renuncia anticipada” que se active “en caso de traición”, es decir, si algún parlamentario chavista decide dejar de acompañar la gestión de gobierno.

Nicolas-Maduro-y-Diosdado-Cabello

El llamado de Cabello es una versión “mejorada” de la Ley Antitalanquera que el chavismo propuso en 2010 justo antes de terminar el período del Parlamento dominado por completo por las fuerzas oficialistas. En enero de 2011 se instalaría la nueva Plenaria, con presencia de la oposición en 40% de los escaños, pero un mes antes se aprobó el instrumento legal que castiga “cambiar de bando”.

Según el texto de esa ley aún vigente, se “constituye fraude a los electores y electoras toda conducta que se aparte de las orientaciones y posiciones políticas presentadas en el programa de gestión de oferta electoral”. Lo mismo ocurre si el diputado se separa de la “organización política o social que lo postuló para integrar o formar otro grupo parlamentario”. – ¿Y esto no aplica a Ricardo Sánchez o Wlliam Ojeda?

Este “fraude” conllevaría a “la suspensión (en su cargo) o inhabilitación parcial o total (para ejercer cargo públicos) del diputado o diputada, previa solicitud de los ciudadanos o un diputado en representación del grupo parlamentario de opinión al cual pertenece”.

En aquél momento, el chavismo también habló de traición. La entonces diputada Iris Varela dijo el 21 de diciembre de 2010 que “es una ley que garantiza al pueblo venezolano que el diputado que se ofertó de una determinada manera no lo traicione”.

El castigo de tal norma no fue aplicado a William Ojeda ni Hernán Núñez, quienes de la bancada de la MUD, a donde llegaron con votos de la oposición, se pasaron al lado del chavismo de manera pública y notoria. Tampoco a Ricardo Sánchez, quien quedó en la curul que le fue despojada a María Corina Machado y ha votado con la bancada oficial y no con “la suya”, ni Carlos Vargas, suplente de Edgar Zambrano.

Ahora, en 2015, y de cara a otra renovación de la Asamblea Nacional, el chavismo vuelve a proponer mecanismos para “evitar la traición”, en una carrera electoral que, de entrada, luce favorable a la Unidad opositora.

Por otra parte, Nicolás Maduro afirmó que el pueblo saldría a las calles para rechazar un eventual triunfo opositor, y que él mismo estaría al frente de lo que aseguró dejaría al 27 de febrero, el Caracazo, como “un niño de pecho”, asumiendo que la gente “no se va a dejar qutar la revolución”. El llamado del Mandatario no toma en cuenta que, de ganar “la derecha” las elecciones, su partido y sus simpatizantes serían minoría.

En el mismo acto donde profirió esas palabras, Maduro pidió respeto al árbitro electoral e incluso llamó a firmar un acuerdo para respetar resultados y a la autoridad comicial.

Fuente: Tal Cual.

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUÉ OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend