Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡AHORA SE HACE LA VÍCTIMA! Gabriela Ramírez critica que justifiquen agresión en su contra

La exdefensora del pueblo, Gabriela Ramírez, la misma que justificó la tortura contra estudiantes, aseguró este sábado, a propósito de la agresión en su contra mientras se encontraba en un restaurante con sus hijos en Miranda, que por los comentarios publicados en Twitter “quienes se oponen al gobierno, justifican la agresión de la cual fui objeto”.

Así lo dijo en una extensa nota publicada mediante en su cuenta de Facebook.

Gabriela Ramirez

“Hoy, luego de haber sido agredida, leo estos comentarios terribles justificando la discriminación violenta por mi manera de pensar, intentado profundizar la brecha entre quienes tienen diferentes ideologías políticas y reflexiono sobre la enorme responsabilidad que tenemos quienes compartimos el amor por Venezuela”, escribió.

Ramírez, antes las críticas aseveró que “mi única ambición fue servirle al pueblo y eso hice, acompañada de un equipo leal y comprometido”.

Lea también:

¡INSÓLITO! La “Defensora del Pueblo” Gabriela Ramírez justifica la tortura a manifestantes + VIDEO

A continuación el texto íntegro:

Es muy difícil persuadir a otra persona cuando tiene una posición fijada. Lo puedo leer en Twitter cuando, quienes se oponen al gobierno, justifican la agresión de la cual fui objeto.

Algunos, como Nitu Perez Osuna, han publicado en las redes fotografías de algunas de las jóvenes, víctimas de la violencia de este año, en sus últimos momentos, cubiertas de sangre y con la mirada perdida. Estos casos que han sido castigados y por los cuales hay personas procesadas, injustificables todos ellos, son usados para perpetuar la violencia y generar más odio. Las víctimas identificadas con el gobierno como los guardias o civiles asesinados por francotiradores cuando levantaban escombros y los degollados por los alambres de púas, para ellos, sencillamente no existen.

Justifican y promueven la discriminación acusándome de no “haber defendido al pueblo” o de “haber justificado la tortura”. Con respecto a lo primero y habiendo abandonado mi cargo, puedo asegurarles a todos que las puertas de mi despacho estuvieron abiertas para todas más víctimas.

Una madre, cuyo hijo fue aprehendido me dijo “Defensora, nosotros hemos sido las primeras víctimas de la campaña de desinformación en torno a usted y la Defensoría y las mentiras que dijeron sobre su supuesta justificación de la tortura. Lamento no haber venido antes”. El joven, me regaló un pequeño envase con aceite de la Rosa Mística. ¿Estas personas se cambiaron de acera?. No lo creo pero seguramente hoy saben que todas las instituciones del Estado tienen su propio rol. Quienes las desprestigian sólo persiguen eso: que el pueblo no acuda a ellas.

Jamás hice un show de lo que consideraba mi deber. También respeté la privacidad de estas personas, identificadas con una tendencia política, sabiendo que seguramente serían acusados de traidores por acudir a nosotros. Conversé con sus padres, atendimos sus peticiones de ser visitados y en los casos que consideramos necesarios, establecimos enlaces con los jueces para hacer aportes adicionales a sus expedientes. Todo eso quedó registrado en nuestro informe “Golpe a La Paz” sobre los eventos violentos en nuestro país. A los opositores, que seguramente esperaban una declaración inflamable de la Defensora del Pueblo que contribuyera a la anarquía, esto seguramente los decepcionó. Que hayamos honrado nuestro juramento a los símbolos patrios sumándonos a la lucha por la paz. Ellos, los ideólogos de la muerte, de la lucha fratricida entre hermanos intentaron condenarme con la mentira más repulsiva y abyecta. Ligar mi nombre al abominable delito de la tortura.

La periodista de El Nacional que cubría el evento en el que establecí las diferencias entre tortura y tratos crueles me exigió que aclarara que ella no había escrito eso. Otra periodista de ese mismo “diario” me dijo, hace poco, que esa situación generó una discusión interna porque además de poner en tela de juicio la ética de los periodistas que allí trabajan, atribuyéndoles cosas que ellos no habían escrito, se degeneraba su labor. Pero la línea editorial de El Nacional práctica, no sin éxito, la máxima de Goebbels, “una mentira repetida mil veces se vuelve verdad”. Así, muchos desinformados y la mayoría malintencionados, repiten esta bajeza, producto del índice de maldad del “periodismo” más vil.

En lo personal, nunca tuve la más mínima expectativa de abandonar mi cargo entre aplausos o loas. Mi única ambición fue servirle al pueblo y eso hice, acompañada de un equipo leal y comprometido. Hoy, luego de haber sido agredida, leo estos comentarios terribles justificando la discriminación violenta por mi manera de pensar, intentado profundizar la brecha entre quienes tienen diferentes ideologías políticas y reflexiono sobre la enorme responsabilidad que tenemos quienes compartimos el amor por Venezuela. ¡A luchar por la paz! Nuestra patria es nuestra única madre.

Gabriela Ramírez.

Queremos dejar claro que, NO justificamos cualquier tipo de agresión o violencia en contra de la ex defensora del pueblo, pero sí le recordamos que ella le falló al país, a la constitución y a los derechos humanos por complacer a un régimen que va de salida, al justificar la tortura contra nuestros estudiantes.

Vía Noticiero Digital.

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend