Descarga nuestras aplicaciones para Android o iOS (iPhone/iPad).

¡GUERRA A CUCHILLO! A Robert Serra lo traicionó alguien de su más cercano entorno (+Análisis)

Los asesinos estaban en el interior de la casa esperando a sus víctimas. (Las autoridades creen que en este hecho actuaron entre 4, 6 ú 8 individuos) Ni la puerta ni las ventanas de la humilde vivienda presentaban signos de violencia. De ser así es evidente que alguien de su más cercano entorno “lo vendió” al enemigo, así lo reseña Diario de las Américas.

Entierro-Robert-Serra-10

Serra y su acompañante, que no era su pareja sino una de sus asistentes, despidieron a los dos escoltas, le pidieron que se fueran y entraron solos a la casa. Este dato, el referido a que Serra no entraba a su casa con sus escoltas, tienen que haberlo manejado con exactitud los asesinos. Nadie va a estar esperando a su víctima a sabiendas que primero tiene que enfrentarse a tiros con un grupo de tipos entrenados para disparar.

Hay algo que nos llama la atención en esta parte: ¿cómo llegaron los asesinos al lugar, en carro, en moto o a pie? La entrada de la vivienda debe haber estado despejada de algún carro o moto, de hecho, la víctima entró sin percatarse de algo extraño. Es raro porque en los barrios, por lo general, las personas se alarman cuando se percatan de la presencia de personas que no son del lugar. Debemos preguntarnos también cómo se retiraron los asesinos de la escena del crimen, algún vehículo los debe haber estado esperando.

La casa tiene una escalera que conduce a un piso 2 donde están los cuartos. A la dama la dejaron en la parte de abajo y a Serra lo subieron a unos de los cuartos. Allí lo amordazaron y lo amarraron de pies y manos, lo golpearon hasta desfigurarle el rostro, le propinaron 36 heridas punzo-penetrantes y no conforme con eso le hicieron una herida en forma de cruz en el abdomen. María Herrera recibió el mismo trato solo que en menor cantidad, le dieron 10 puñaladas.

El tema central en este caso es la saña y la impunidad con la cual actuaron los asesinos. Las características de este crimen demuestran que no estamos frente a un crimen por robo común, ni un caso de sicariato. No. Se trata de un crimen por encargo para vengarse de algo o de alguien o un crimen pasional. También pudiera ser una manera de enviar un mensaje: “Mira lo que somos capaces de hacer. Los tenemos cerca, les podemos llegar, me puedo meter en tu casa”. La muchacha es asesinada por añadidura. El escogido, sin duda alguna, era el diputado Robert Serra, un emblema de la Revolución Bonita.

Este es un gobierno tan, tan particular, que jóvenes como Robert Serra terminan siendo el modelo del “hombre nuevo”. Vaya usted a saber en qué problema estaba metido este caballero, quién sabe qué tareas o favores le hacía a personeros del alto gobierno y este es el resultado. En fin, este es el resultado de la descomposición social que nuestro país ha alcanzado gracias a que la anarquía, el malandraje, el verbo encendido, la descalificación del otro y la lucha de clases se convirtieron en política de Estado. Ese es el triste país que ahora tenemos.

Este caso tiene mucha similitud con el de Eliézer Otaiza: los escoltas habían recibido la orden de irse y la saña con la cual actuaron los victimarios. Lo lamentable es que a este crimen sí le van a sacar provecho político y quién sabe a qué personaje de la oposición culparán de ser el autor intelectual. Dos hechos muy similares en menos de un año. Lo de Otaiza fue en Abril, apenas hace 6 meses. ¿Acaso eso ocurre en un país normal? Es muy penoso decir esto, pero este lamentable hecho le viene como anillo al dedo al gobierno. Este dolor les viene en un momento de escasez profunda, de virus, de epidemias y de una inflación brutal. A lo mejor intentan distraernos con esto.

Qué casualidad que aparecen los videos de Lorent Saleh, el gobierno hace una cháchara con el asunto, vuelve a hablar de paramilitarismo, de Uribe Vélez, de asesinatos selectivos y ocurre este horrendo crimen. Tendríamos que preguntarnos por qué Robert Serra y no otro.

El diputado Robert Serra, tal como ya se sabía y todo el mundo comenta, era homosexual. Compartía su vida sentimental con otro joven. Creo que esta es la razón por la cual los voceros del gobierno, de inmediato, hablaron de “su compañera de vida”, “su pareja”. Jorge Rodríguez llegó a decir “su bella esposa”. En fin, eso es lo de menos. Cada quien escoge vivir la vida sentimental que le place y punto. Lo que quiero destacar es que en esto fueron muy hábiles para tratar de esconder la inclinación sexual del joven diputado.

Mucha gente se pregunta por qué se demoraron tanto en comenzar el velorio en la sede del Palacio Federal Legislativo: La razón es la siguiente: Serra practicaba la religión Yoruba, era santero. Oí a alguien decir: “Tenía coronado a Oyá en su cabeza, por eso dentro de la funeraria Vallés tuvieron que hacerle una ceremonia privada de la cual no se pueden revelar los detalles. Solo estuvieron sus familiares más cercanos y sus hermanos de religión”.

El doctor Google nos contó lo siguiente: “Oyá es una de las deidades de la religión Yoruba, sincretiza a la Virgen de la Candelaria y a Santa Teresa de Jesús. Es la diosa de las tempestades y del viento fuerte que las precede. Sus símbolos son la lanza, el rayo, el sable o la cola de caballo”. Yo lo único que entiendo es que este joven murió a cuchillazos y este jueves, entre 1 y 2 de la tarde cayó sobre nuestra ciudad capital una lluvia muy fuerte con vientos huracanados. A esa hora era cuando le hacían la ceremonia religiosa-privada al diputado en cuestión. ¿Casualidad o son vainas mías?

Tips

Fuentes policiales a la investigación dijeron que una de las hipótesis que cobra más fuerza es la de que Serra fue víctima de un crimen pasional.

Pugna entre el SEBIN, DIM y CICPC por esclarecer el caso.

Fuertes rumores que algunos de los autores materiales estarían detenidos, por tal motivo se quito cerco de seguridad de la casa.

Relación con colectivos: Los Tupamaros, La Piedrita y Alexis Vives.

Reconocida periodista de sucesos de El Universal coincide:

La periodista de sucesos del diario El Universal, Thábata Molina, insistió este viernes que el entorno del diputado Robert Serra habría planificado el asesinato.

A través de su cuenta personal de Twitter @thabatica dijo: “¿La pregunta ahora es quién pudo haber encargado el asesinato de Robert Serra? Insisto que fue su entorno…”.

Este jueves, el ministro Miguel Rodríguez Torres aseguró este jueves que el asesinato de Serra y de Herrera fue “obedeció a una macabra encomienda”. Mientras el presidente Nicolás Maduro dijo que el asesinato de Serra fue producto de un sicariato.

Información de Diario de las Américas

¡No olvide dejar sus comentarios!

¿Te ha interesado este artículo? Mantente informado con el mejor resumen de noticias de Venezuela directo desde tu teléfono celular descargando nuestras App Móviles para Android o iOS (iPhone/iPad).


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR


Cargando...


¿QUE OPINAS? NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO


Top

Send this to friend